Monday, August 24, 2015

Espejo de lo que soy





Lo que vi ayer, no lo puedo ver hoy,
porque he vivido, una vida de espejismo,
así el espejo, se mueve como calendario,
el péndulo de un reloj, tal oscila lo que soy,
y nos pone frente al recorrer, dando lo mismo,
manteniendo la pureza, de un obrero proletario.

Soy como la hoja volante del tiempo, esto y nada más,
he pasado en los espejismos y caigo desplomado al ver,
sobrevuelo en el aire, adapto mis conceptos de vivencia,
y perforo los sueños y los espejos que dictan a los demás,
andar por el mundo, porque tengo en mi entraña el querer,
foliage misterioso, que se nos predica, para tener conciencia.

Díganme si el espejo, no es cierto, si nuestra vida no tiene afán,
se rompen las carretas, se salen rodando  las ruedas al abismo,
y queda un sabor, una recordación de que fuimos consumidos,
y en ese principio, va el humano a encarar el espejo, a donde van,
se recurre a un tiempo, se llega a momentos de fétido esclavismo,
un corral de humanos, que enumerados viven en vacios aborrecidos.







Sunday, August 16, 2015

Constante del tiempo (A: Gilberto Canjura Velásquez)





Pueda que la concepción temporalizada,
ajuste las agujas del tiempo del mundo,
acabe las sombras, que corren por nada,
y automatice la velocidad de un segundo.

Por eso hablamos de la infinidad de la cosa,
del tiempo infinito, que al humano termina,
en las generaciones, quedan con alma rocosa,
diminutas siluetas, que al envejecer culmina.

¡Oh segundos muertos, que abrieron el ataúd!
limpiaron con sus ojos, las miradas de los fieles,
llevándose todos los milagros de la juventud,
y en los vagones del equinoccio, solo hay rieles.

Tiempo constante, que al hombre lo evoluciona,
derramando su manto, para advertirnos del lapso,
cual indomable aguja, cual indetenible no perdona,
arrojándonos sublimemente, al despiadado colapso.

El tiempo nos lleva, en sus amistosas influyentes alas,
como un relámpago fugitivo, que adentro nos espera,
teje un laberinto de infinitas ilusiones y de vivas galas,
consume nuestros cuerpos, nos desaparece de la esfera.

Mientras nosotros platicamos, sobre el tiempo voraz,
muchos cruzan los campos, volviéndose polvo inerte,
sumándose a su constante, que flagela aquello incapaz,
de parar las milésimas de los segundos, yendo a muerte.

Siendo los segundos, granadas esparciendo las esquirlas,
en sus llamadas perfectas, que oscilan ondas expansivas,
y en silencio va la voz del humano, sin poder compartirlas,
desconectando el espíritu, que electrifica almas explosivas.

Una mano disecada me aprieta, para darme profundo reposo,
tendiéndome sus dedos, como chiriviscos del tiempo natural,
porque solamente vivimos, al compas de un circulo tan vicioso,
como ojivas del tiempo, a su misterio rutinario muy temporal.




Wednesday, August 5, 2015

Donde tú estéis yo estaré





Vuelvo al principio de vida,
porque la chispa tiene luz,
y donde tú estéis yo estaré,
a tu lado, mi madre  querida,
sin cadenas y sin ver la cruz,
porque libre siempre te veré.

Tú que en vida me arrullabas,
y en las horas difíciles venias,
con tus manos suaves rosas,
y en el desvelo  me cuidabas,
cuando enfermaba  te afligías,
diciéndome frases hermosas.

Tú eres la luz de este universo,
contigo aprendí a tener amor,
a descubrir que el mundo vive,
sigues siendo parte del verso,
como agua que nutre una flor,
que en mi vida concreta revive,

¡Oh madre maravillosa viviente!
te llevare dentro de mi corazón,
no me desprenderé de tu lejanía,
porque eres mi luz y el sol saliente,
que abrigas con melodía mi razón,
saber que en mi alma, eres poesía.

Somos el enigma de lo desconocido,
por eso estarás en mi pensamiento,
lo que somos nos lleva a juntarnos,
en las formas eternas con su sentido,
con el mismo amor y en su momento,
y en el misterio inteligible encontrarnos.








Friday, July 31, 2015

Impases del capital





Escombros en nuestra tierra,
laberintos en los desiertos,
penumbra humana y guerra,
mantenernos vivos y muertos.

El capital que se acostumbra,
bajo un despotismo avanzado,
y que al pobre nunca alumbra,
dejándolo ciertamente callado.

¡Oh riqueza que tiene el sudor!
la sangre del pobre enterrado,
el saqueo humano en El salvador,
donde el rico, lo tiene condenado.

Infamia de los hombres más finos,
que roban a los desposeídos natos,
el sudor y sangre de los peregrinos,
como felinos animados e ingratos.

Se manifiestan los capitales recios,
en la sangre hereditaria del foráneo,
y la pobreza generalizada a precios,
y no piense o que no tenga cráneo.

¡Oh patria de cristianas sepulturas!
van los hombres pequeños al modo,
agonizantes dientes de las llanuras,
la servidumbre repleta codo a codo.

El capital que da la mano tentadora,
no escatima espíritu del caminante,
solo grito infernal de ametralladora,
y el miedo de morirse en un instante.

El que tiene la riqueza nunca sufre,
son los explotados los que se mueren,
y el pobre vive en deterioro en azufre,
capitales envenenados, que nos hieren.







Monday, July 20, 2015

Fuimos arrullados por el mar





Devanadas cadenas en los amores,
en las olas gigantes de este destino,
el mar bravío, que nos envía rumores,
como sombras peregrinas, del camino.

Más allá del cielo, que de arriba abruma,
sumergiendo el amor, con sus pasiones,
el mar arrastra, suavemente en espuma,
quedando en olvido, nuestros corazones.

Ven nuevamente ola, que sepulta mi amor,
donde se remontan viajes, de golondrinas,
envuélveme con el fuego y que tenga la flor,
mar infinito, que permanente contraminas.

Escuchad el agua chocar en rocas silenciosas,
en los suburbios misteriosos, de aquel antaño,
surfean los amores, con expresiones amorosas,
el recorrer del tiempo, en vaivenes dando baño.

¡Oh silueta marina, que abre sus pétalos claros!
clara la noche, clara la luna y el amor la fortuna,
porque en un remolino, nos lleva con amparos,
flotamos sobre el agua, como el mar ninguna.