Sunday, March 29, 2015

Aquel instinto humano peregrino



Oh razones voraces de vanas glorias
pedir por las calles con huellas fingidas,
caminar por siglos haciendo memorias,
muriendo en el camino, dejando vidas.

El sepulcro del hombre hecho de acero,
el calabozo eterno, que recrea este ayer,
y una corona de espinas, cubre certero,
para mi entierro y que nunca he de volver.

¡Oh pueblo sencillo, que deja la mejía libre!
para recibir el azote de la mano, de un tirano,
que privatiza la conglomeración, como liebre,
llevándose el capital rastrero, de un gusano.

La fe marcha conmemorando, su crucifijo,
va el hombre de palo, caminando en la cruz,
pero el sendero peregrino, solo ve al hijo,
quien perdiera la vida y luego mira la luz.

Dios me guarde con sus alas perentorias,
la agilidad ajetreada, para alzar mi vuelo,
donde perece el hombre, en idas historias,
y la multitud va en procesión, al consuelo.



Saturday, March 28, 2015

Libre regocijo del humano sincero



Marcha de paz sobre nuestro suelo,
armoniosa alborada de la blancura,
la perfección natural y el consuelo,
para una nación magnifica y pura.

En nuestra nación buscamos la paz,
el sentimiento que todos deseamos,
y unidos al encuentro, en toda la faz,
or amor a la vida, marchando vamos.

¡Oh libertad, dulce paso y compañía!
huellas inmortales, que siguen el amor,
y se regocijan con canticos libertarios,

El deseo de la humanidad, a luz del día,
percibir unidad, luchar contra el dolor,
y que tengan felicidad, los proletarios.



Saturday, March 21, 2015

Yo el poeta de polvo



Eso es lo que soy, el polvo de la tierra,
una parte de la creación muy humana,
he vivido convaleciente lucha y guerra,
recorriendo la situación social temprana.

Siendo una criatura, que el polvo comparte,
tal polvo que se fecunda, sobre esta mirada,
el amor en la poesía, amarse suele ser un arte,
y saciar la polvareda, con el alma encontrada.

Yo que soy parte de un polvo, al polvo me iré,
como lodo del amor, cual embriaguez inunda,
y al mismo infinito, mi vida completa entregare,
quiérase o no, somos polvo en la tierra rotunda.

Soy el polvo de un firmamento, tan vivo y eterno,
he venido en secreto y fui creado para ser uno más,
si muero siendo polvo, nunca me iré a ese infierno,
solamente aumentare el polvo, así como los demás.

Yo soy de otro planeta, quien me ha visto no sabe,
que en el conjuro de amor, vengo muy polvoriento,
y en el polvo, ni el frio, no creo que el mundo acabe,
porque somos del eterno devenir, a fuerza del viento.




Monday, March 16, 2015

Ojo de amor en los cristales

                                                                                                

Brilla el tiempo sin luz y agonía,
redondea la tierra en su canto,
y en la dulce alborada melodía,
cual precisa hora diera encanto.

La tierna mirada, se fue rodando,
dando vueltas como orbita eficaz,
al mundo invisible merodeando,
donde el amor no muere en la faz.

Se rompieron los cristales dorados,
y mis ojos vieron el amor afuera,
quedando solo sueños atrapados,
y un sonido interminable sin espera.

He nacido como nace cualquier vivo,
el ser viviente que un día, ha de morir,
y conozco el paraíso, este mi objetivo,
porque en la tierra, no pude conseguir.

Hay de quienes hablan muchas falacias,
convenciendo en beneficio importuno,
aprovechándose de gente, en desgracias,
dando temor eterno, para fino desayuno.







Sunday, March 15, 2015

Romance en la Tierra



Vivo en un mundo vislumbran te,
los días pasan recogiendo amores,
llevándose el perfume temblante,
y una dama conservando las flores.

Eterno romance de nuestro destino,
romper el eco, que viajante sostenía,
hasta encontrar al amo, en su camino,
mientras la libertad, era la luz del día.

¡Hay tierrita inolvidable y puro romance!
en tu seno se escuda, una melodía vana,
cual nota del tiempo, se vuelve alcance,
en un segundo se pierde, hasta el mañana.

Una bola con patrias, de muchas naciones,
con diferentes lenguajes muy refinados,
nos dividen emblemas y ciertas tradiciones,
dejando seres sin campos y sueños amados.

El poderoso y acaudalado juega sin temores,
porque tiene de la tierra y el oro prestigiado,
mientras el nuevo hombre, hace temblores,
que nos sacude el sentimiento nunca ganado.