Monday, September 1, 2014

Más grande que el oro es el amor



No abandones la hermosura de la vida,
para remontarte en un progreso amado,
porque el tiempo, mantiene entretenida,
cuando el deseo fulminante, es encontrado.

Tu cuerpo infinito, que a diario me alumbra,
en una humanidad, que a lastima se desgarra,
y la imposibilidad, cual siempre acostumbra,
como si el dinero o el oro, fuera sé una garra.

Vida de pena, que aturde hasta el mismo sabio,
en el paso del tiempo, que impone no regreso,
porque tu mente ha recibido, retorcido agravio,
con el amor, termina rotundamente expreso.

En mi forma de ver, uno se apodera del tesoro,
contemplando el ancho mar, con el brillo traído,
del amor tangible, más apreciado que algún oro,
en el amor, que uno siente trayendo el sentido.

Barras doradas, que son evaluadas sin, la suerte,
porque tiene brillo, que la mente ha aprehendido,
la causa de la perdición humana, dando la muerte,
saber que tu corazón, meramente duerme afligido.




Saturday, August 30, 2014

Latente corazón en mano


Sé que el rio, se lleva este amor,
como vena que recorre el mundo,
y en el amor nuestro tan profundo,
siendo las caricias condenas de dolor.

Mi corazón no sostiene el velo pasante,
sino que hace desvanecer, cualquier hora,
cuando la sangre no se detiene, en demora,
haciendo que la vida, sea el tiempo constante.

Así, la codicia humana revienta cualquier tesoro,
acumulando consigo, a cuanta riqueza ha podido,
despreciando el amor, viviendo totalmente perdido,
la recolección imparable, del sentimiento sin imploro.

Y cuando el rio, pasa por nuestras venas sentimentales,
filtrando los pensamientos, por recorridos entre amores,
se comparten los momentos friolentos, en las vivas flores,
entonces los huesos sin almas, se convierten en arenales.

Tengo el corazón en la mano, porque el latido no se detiene,
porque el agua se ha juntado, manteniendo una fuerza social,
y el amor del que ha sido pisoteado, no permite siga este mal,
que las pulsaciones del corazón, es la corriente y en amor viene.





Sunday, August 24, 2014

Un beso abre la flor



Siendo tu corazón lo intimo puro,
con tu alma resplandeciente ahora,
para que germine el amor seguro,
y vivamos juntos, sin una demora.

Así el beso, abre la flor de un son,
que de tus labios, brota dulce miel,
regándose en mi cuerpo la pasión,
y el olor sagrado, que emite tu piel.

Dulce amor, que a la flor llega el eco,
y cuando viaja el sonido, la maravilla,
con la flor abierta, silba hasta el fleco,
porque los pétalos, son parte sencilla.

Estoy clavado a tu cuerpo celestino,
me han llevado al sepulcro de amor,
no existe compasión, en mi destino,
se abre el cielo y solo tengo la flor.

Sé que me salvare, con tu tibio rezo,
tal vez morir, ha sido una gran suerte,
porque veo la humanidad y entristezco,
ojala  abriendo la flor, me de la muerte.





Friday, August 15, 2014

La perpetuidad de las flores





Podrá tu cuerpo ser incendiario,
acabar la magia del cielo cierto,
revolvernos entre proletarios,
para llegar, al amor perfecto.

Podrá la  noche darnos colores,
perfumar con sus secretos vagos,
luces emocionantes de amores,
como si la pasión, fuera de lagos.

Podrá el llanto y la soledad quieta,
acomodar el tiempo, con su agonía,
o tal vez la muerte sea tan escueta,
que se consume, a toque de poesía.

Podrá una mirada, abrazar la muerte,
y con un beso, despertar los amores,
y que venga a darnos, alguna suerte,
recorriendo la indulgencia de colores.

Podrá el beso de amor, brillar el cielo,
abrir el infinito, con la llave celestial,
para encontrar la esencia y consuelo,
del trabajo humano, con su abismal.





 


Thursday, August 14, 2014

Hermosas naranjas al paladar



A veces dulce tu corazón en mi boca,
destemplando mi alma, con dulzura,
y en el acido sentir, al paladar le toca,
lo natural de la fruta y la hermosura.

Amarillas y llamativas frutas entonadas,
la vitamina C prodigiosa y alimenticia,
de los árboles frondosos arrancadas,
para nuestro vivir, naranjas la delicia.

En los naranjales crecen lentamente,
surcando nuestra vista y los frutales,
cuelgan las naranjas, tan frescamente,
invitando con su sabor dimensionales.

¡Oh hermosa naranja! Quiero probarte,
en un jugo delicioso, de pura naranjada,
y nuevamente tu sabor, pueda amarte,
aliviando mi condena, cual fruta amada.

Aprecio el color naranja, que me arroja,
ofreciéndome la nutrición, tan necesaria,
y el sabor incondicional, que no despoja,
amarilla reproducción, para la vida diaria.