Tuesday, October 21, 2014

Humberto Centeno: Tu vida un regalo al pueblo salvadoreño




Entrega total en la conciencia humana sentida,
llevar adentro en la esencia, gran humanismo,
donde el amor a su pueblo, la magia prometida,
el orgullo de Cojutepeque, darle vida a el mismo.

Humberto Centeno, te hemos visto dar partida,
entre mariachis entonando alegres canciones,
pero en tu corazón, el amor más fuerte de vida,
y el despido de un pueblo y amor a montones.

Tus pasos firmes, cuales huellas dejasteis vivas,
fueron abriendo los caminos, para la libertad,
en las luchas populares y realidades objetivas,
aquí en la tierra no se muere, si eres la verdad.

El periodismo fue tu dedicación, para demostrar,
la realidad nacional, en los tiempos de guerra,
donde la muerte del oligarca, podía perpetrar,
arrancando las cabezas, en la nación o esta tierra.

Humberto Centeno, tu ofrecisteis tu vida completa,
la dedicación inolvidable, en la lucha de clase social,
para reivindicar a los desposeídos de forma repleta,
edificando sistemáticamente, la erradicación del mal.


Saturday, October 11, 2014

Enredos del corazón



Amar no significa morir,
ni tampoco tener delirio,
en el laberinto del sufrir,
tal es la vida y su misterio.

El cielo llora, en dulce brío,
mojando la tierra agotada,
el viento sopla creando frio,
late mi corazón como nada.

Se amar con toques salvajes,
creando una vibración escueta,
mientras peregrinan los viajes,
muriendo de amor, un poeta.

Yo tengo un corazón enredado,
atrapado en una tela de amorío,
me baño con el aire condenado,
en amor, tan puro y tan sombrío.

¡Hay mi vida! Cual amante silueta,
fue surcando el amor y su historia,
forjando la sensación muy quieta,
el paisaje del corazón y esta gloria.






La ilusión no me deja caer



Vivo pensativo en el amor,
dibujando en el cielo caído,
y en la tierra muere la flor,
justo haberte a ti, conocido.

Ya he estado en tu avenida,
correteando apuraciones,
apretando nuestra herida,
la vivencia sin redenciones.

Me lleno de ilusiones vanas,
el mundo se condena abierto,
en las noches ciertas paganas,
poderosas almas del desierto.

He visto la ironía del que mira,
atrayendo el rayo luminoso,
la misma agonía, que respira,
volviéndose amor tormentoso.

Ilusiones interminables caídas,
como sombras muy incapaces,
en las horas muertas contenidas,
en los sueños despiertos voraces.




Sunday, October 5, 2014

Un adiós a Rosita (Octubre 02-2014)



Tristemente un adiós en el alma,
la muerte concluyente segura,
ir a otro infinito, con toda calma,
donde la vida misma, es tan pura.

Rosita, nos has dado abandono,
cuando apenas empezaba la vida,
quedando en nosotros triste tono,
perdiendo a una niña, tan querida.

En un cerrar de ojos, te perdimos,
en los canales del firmamento vivo,
y  en este silencio eterno recurrimos,
recordándote con cariño bien pasivo.

Fueron tus pasos, pétalos de rosa,
huellas de amores, en la vivencia,
y en el destello de la vida hermosa,
perfilando inmortalidad, con ciencia.

Rosita, un lago brota de mis ojos,
llegando directo, a este corazón,
el tormento me propino despojos,
y de la poesía, una rosa adoración.

Hoy respiro el aire, de mi suerte,
junto al espejismo del momento,
cuando supe a dolor de tu muerte,
pero tengo para ti, un monumento.

Rosita, en cada corazón late tu vida,                                              
con la gracia maravillosa que tenias,
como llama de fuego, aquí prendida,
saliendo lágrimas tristes, en estos días.

La ida inesperada, del tiempo amargo,
cual perpetración dócil, ante la realidad,
y la inocencia de Rosita, hizo un encargo
quitándose la vida, en el hilo y ansiedad.













Thursday, October 2, 2014

Oración al proletariado



Un salario que maldice la existencia,
el humano pregonero de explotación,
merodea tu vida, sin tener clemencia,
robándote el trabajo, sudor y corazón.

Dios proteja a los humanos asalariados,
que devengan la miseria remunerada,
reteniendo muchos sueños amarrados,
en una patria caótica y ensangrentada.

Señor tened piedad, de los explotados,
que se inundan en la miseria tan cierta,
viviendo en los momentos acorralados,
la dignidad del trabajador, casi muerta.

Santo protector, de cuanto sudor llora,
como sangre tentadora, de lo celestial,
en una realidad mundial, que se aflora,
y la vida del humano, de salvaje animal.

Millonadas de seres, viviendo miserable,
en un mundo que fomenta la producción,
fabricando la miseria, aquí interminable,
por Dios santo, solo te pido con la oración.